Buddha su Vida

Buddha su Vida y su Doctrina

Siddhartha Gautama

 

El Buddha; “El Iluminado”

 

 

El dolor: ¿cómo superar el dolor?

El por qué de la existencia humana?

Grande fue su dolor cuando se entera que ningún hombre puede escapar de la enfermedad, la vejez y la muerte.

 

Su mensaje es fruto de largas experiencias y profundas meditaciones.

 

El Buda comprendió la Naturaleza profunda del hombre y la dificultad del hombre para liberarse del dolor.

 

 

Su Vida

 

Desgraciadamente hoy, cuando se piensa en Buddha, se lo relaciona con una extraña estatuilla o bien con un mito lejano en la Historia. Y cuando se trata de investigar algo mas, creemos que nos encontramos ante una doctrina vieja y pasada de moda, sólo comprensible para mentes prehistóricas. Pero analicemos con más profundidad y veremos que la base de la enseñanza de Buda es la eliminación del dolor, y el dolor no es viejo ni nuevo, es un mal que siempre ha atacado al hombre. Y esa dolencia común nos emparenta terriblemente con aquel <<ser prehistórico>> que bebió en las palabras del Iluminado.

En realidad, el caso de Buda es uno de los más extraordinarios de la Historia Mística, por la claridad, la dulzura, el amor y la verdad que encierra su Mensaje. Antiguamente, un Mensaje no era una simple obra literaria o una especulación mental a la que luego se daba publicidad. El Mensaje de Buda fu é el fruto de una larga serie de experiencias en busca de aquello que calmara el sufrir de los humanos. Profundas meditaciones dieron por resultado la excelencia de la Doctrina Budista.

Miremos un instante hacia atrás en el tiempo y encontraremos al esplendoroso Siddhartha Gautama en la corte de su padre, el rey. A pesar de tener a su disposición inmensas riquezas y variedad de placeres, su corazón se angustiaba ante un problema:

Resolver el porqué de la existencia.

A despecho de los cuidados de su padre por arrancarle de las meditaciones místicas, cuenta la historia que los Dioses dispusie­ron los sucesos de tal manera, que el príncipe comprendió en forma total el curso que debería dar a su existencia.

Y así, mientras paseaba por los floridos jardines reales, se topó sucesivamente con un anciano, un enfermo y un muerto. Indescriptible fue su dolor cuando se enteró de que ningún hombre puede escapar a esas tres terribles plagas: vejez, enfermedad y muerte. A partir de ese momento, ya nada logró distraerle, porque el continuamente pensaba: ¿cómo es posible disfrutar de alegría cuando a nuestro alrededor hay seres que envejecen, enferman o mueren?

Con ese interés en su corazón, abandonó subrepticiamente la casa real y se entregó de lleno a la vida de anacoreta para ver si, mediante las austeridades, lograba borrar la sombra que lo perseguía.

En vano consultó a los grandes Maestros de su época en busca de la respuesta anhelada. En vano también realizó los más terribles sacrificios corporales. Lo único que logró fue debilitarse en extremo y perder incluso la facultad de buscar en los secretos de la Vida. La ayuda inesperada de la bija de un pastor lo salvó, al ofrecerle con humildad el sano alimento que lo iba a reponer. En ese instante comprendió que los extremos nunca serian beneficiosos: ni el rigor excesivo, ni los placeres desmedidos conducen a la Liberación. Sólo el Sendero del Medio concuerda con el Sendero de la Ley.

Así fortalecido y al amparo del Árbol Bodhi, el Árbol de la Sabiduría, recibió la Iluminación que lo liberó para siempre de los lazos del nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte.

Este proceso que nosotros describimos con tan pocas palabras es tan grande y excelso que escapa a la compresión de la mente.

LAS CUATRO NOBLES VERDADES

Las cuatro nobles verdades pone fin a la ignorancia, el apego y al sufrimiento.

Las cuatro nobles verdades evita el camino de la extrema indulgencia ( placer desmedido) o el otro camino que es la mortificación (rigor excesivo)

LAS CUATRO NOBLES VERDADES:

1).. El Dolor

2).. La Causa del dolor

3).. La cesación del Dolor

4).. El camino que conduce a la cesación del Dolor.

(Noble óctuple sendero)

1).. El Dolor

Se refiere a la insatisfacción básica que impregna toda nuestra vida.

Pena, aflicción, desagrado, desesperación, nacimiento, enfermedad, muerte.

Al descender el espíritu en la materia , la vida nos produce dolor.

2).. La Causa del Dolor

El hombre toma por realidad la ilusión y procura poseer objetos que no son eternos. Es porque dirigimos nuestra energía hacia un mundo siempre cambiante.

3).. La cesación del Dolor

Cuanto más cosas deseamos, más karma generamos y esto nos obliga a volver a empezar de nuevo hasta que comprendemos como para la rueda (vida- muerte).

4).. La Noble verdad que conduce a la cesación del Dolor

Noble Octuple sendero

*Recta Opinión.

*Recta Intención.

*Recta Palabra.

*Recta Acción.

*Recto medio de vida.

*Recto Esfuerzo.

*Recta Atención

*Recta Concentración.

Recta Opinión : Combate la ofuscación.

Nuestra opinión se basa en la realidad y nuestros valores. Gobierna nuestras acciones y el sentido de nuestra existencia.

Ejemplo: El no tener una recta opinión es como querer ir en coche a algún sitio sin consultar con un mapa de carretera o escuchar la sugerencia de un conductor experimentado.

Creemos que sabemos, que conocemos, pero en realidad no sabemos, ya que conocemos las cosas solo superficialmente, nos dejamos guiar por lo que escuchamos, leemos, lo que esta de moda, pero pocas veces nos detenemos nosotros mismos a elaborar una idea personal de acuerdo a lo que nosotros creemos y sentimos. No tenemos rectas opiniones, y nuestras opiniones falsas nos hacen sufrir.

Uno de los primeros medios que debemos lograr para eliminar las causas del dolor son las falsas opiniones, es decir debemos llegar a las rectas opiniones o rectos pensamientos, que nuestras ideas sean claras, precisas, que no sean productos de la moda, de presiones, sino que sean productos de una enseñanza benéfica para nuestro ser interior, mas allá que nos aplaudan o de que no nos aplaudan por esas ideas, pero tenemos que sentirlas recta ante nuestra conciencia, afines a nuestra propia conciencia.

Recta intención : Combate la avidez y el odio

La avidez: pensamientos de deseo, deseo sensual, deseo de codicia, deseo de posesión.

El Odio: Pensamientos de mala voluntad, Ira, hostilidad, resentimiento.

Las predilecciones emocionales influyen los puntos de vista y los puntos de vista determinan las predilecciones.

Nuestro interés debe centrarse en lo que es verdad y no en lo que es agradable

El hombre suele estar lleno de malas intenciones que no llega a plasmar porque tiene miedo, teme las reacciones de los demás y que le devuelvan más daño, cualquier cosas nos daña: una palabra que no nos ha saludado de una forma especial, nos hace daño; una observación de los maestros, nos hace pensar que ya no nos quiere más; alguien que nos señala un error, nos hace pensar que esa persona quiere hacernos quedar mal. A esto llamamos malas intenciones; estar siempre en guardia, agresivo, tratando de dañar a los demás porque se piensa mal de ellos.

RECTAS PALABRAS

Es expresar con corrección aquello que pensamos: una vez que aprendamos a pensar con corrección, que nuestras ideas sean claras, nuestras palabras tienen que ser afines a nuestras ideas. A veces, rectas palabras son silencio, es saber que hay que decir y como hay que decirlo.

RECTA CONDUCTA (RECTAS ACCIONES)

Es hacer las cosas por el deber y no por el querer

RECTO MEDIO DE VIDA

Si no escogemos recto medio de vida el dolor nos acompañaría siempre. El que de alguna forma quebranta leyes con sus medios de vida, el que de alguna forma hace daño a la sociedad o a la gente que le rodea, sabe que para realizar esas acciones que no son rectas, necesita tomar ciertas precauciones

RECTO ESFUERZO:

Toda persona tiene energía y debe lanzarlo hacia algo útil, hacia algo positivo, porque de lo contrario van pasando los días y los años y advertimos que se gasta nuestro esfuerzo en nada, que se ha ido en tonterías y banalidades.

RECTA ATENCION Y RECTA CONCENTRACIÓN

Todos tenemos una mínima base de conocimientos psicológicos y sabemos lo que es la atención y la conciencia. La recta concentración es cuando la conciencia puede centralizarse por fin dentro del hombre. La recta atención es enfocar las cosas con claridad, una cosa por vez y con la máxima precisión: la atención es el foco, la concentración es el eje.

“Además de conocer estas viejas doctrinas morales es importante que nos sintamos interesados y protagonistas de las mismas, que nos sintamos tocados por las enseñanzas del gran maestro Siddhartha Gautama (El buddha)”

DHAMMAPADA

 Todos los estados encuentran su origen en la mente. La mente es su fundamento y los crea. Si uno habla o actúa con un pensamiento puro, entonces la felicidad le sigue como una sombra que jamás le abandona

El bien que ni la madre, ni el padre, ni cualquier otro pariente pueda hacer a un hombre, se lo proporciona una mente bien dirigida, ennobleciéndolo de este modo.

No deberíamos considerar los fallos de los demás, ni lo que los otros han hecho o dejado de hacer, sino nuestros propios actos cometidos u omitidos.

Igual que una flor bella y de brillante color, pero sin perfume, así son de estériles las buenas palabras de quien no las pone en práctica.

Si un hombre busca y no puede encontrar alguien que es mejor o igual que él, que prosiga sin detenerse la senda de la vida. No puede haber amistad con un necio.

Si uno encuentra un hombre sabio, quien como un descubridor de tesoros te señala tus defectos y te llama la atención sobre los mismos, debe asociarse con tal persona. Uno irá bien y no mal en la compañía de esta persona.

A través del esfuerzo, la atención, la disciplina y el autocontrol, es como el hombre sabio hace de sí mismo una isla que ninguna inundación pueda anegar.

Los poceros sacan el agua; los arqueros enderezan la flecha; los carpinteros tallan la madera; los sabios se moldean a si mismos.

Aquel que controla firmemente sus sentidos, como el auriga sus caballos; aquel que está purificado del orgullo y desprovisto de los apegos, a este hombre hasta los dioses envidian.

Mejor que mil disertaciones, mejor que un mero revoltijo de palabras sin significado, es una frase sensata que al escucharla calma nuestra sed de conocimiento.

Mejor que mil versos de palabras inútiles, es uno con una simple y beneficiosa línea que al escucharla uno se serene.

Más grande que la conquista de mil veces mil hombres en la batalla, es la conquista de uno mismo.

Mejor conquistarse a uno mismo que conquistar a los demás. Ni un dios ni un semidiós, ni Mara ni Brahma, pueden deshacer la victoria de aquel que es dueño de sí mismo y se conduce siempre con moderación.

Un solo día de la vida de una persona que se esfuerza con firme resolución vale más que cien años de la vida de una persona perezosa e indolente.

El malvado no ve sino felicidad mientras madura su mala acción; pero cuando ésta da frutos, entonces cosecha dolor.

A nadie hables con aspereza; las palabras rencorosas hieren y te devolverán a ti golpe por golpe.

A aquel que refrena el enfado que surge, de la misma manera que el que controla una cuádriga tambaleante, a ése llamo yo conductor. Los demás aguantan meramente las riendas.

A nadie hables con aspereza; las palabras rencorosas hieren y te devolverán a ti golpe por golpe.

A aquel que refrena el enfado que surge, de la misma manera que el que controla una cuádriga tambaleante, a ése llamo yo conductor. Los demás aguantan meramente las riendas.

Viva primero uno mismo lo que es apropiado antes de aconsejar a los demás. Actuando de esta manera, el hombre sabio no caerá en desgracia.

Según se aconseja a los demás, debe uno mismo actuar. Controlándose uno a sí mismo, puede guiar a los otros. Verdaderamente es difícil controlarse a uno mismo.

Por buscar el logro (espiritual) de los otros, no debe uno ser negligente en la búsqueda del propio logro. Percibiendo claramente la propia meta, permita que otro intente su propio resultado

Quien hubiere gustado la dulzura de la soledad y la tranquilidad del silencio estará libre de temores e impurezas y gustará la suavidad de la Ley

 Haz una isla de ti mismo. Esfuérzate sin demora; conviértete en sabio.

Quien puede estar solo y logra resistir en paz la soledad, dueño de sí mismo, será feliz fuera del bosque de los apetitos.

Conquista al hombre airado mediante el amor; conquista al hombre de mala voluntad mediante la bondad; conquista al avaro mediante la generosidad; conquista al mentiroso mediante la verdad.

De la profunda meditación brota la sabiduría. Sin meditación, la sabiduría mengua.

Desarraigad el bosque de las pasiones, no tan solo un árbol; del bosque de las pasiones surge la ansiedad.

Tan solo el desapego trae la Paz

El odio nunca se extingue por el odio en este mundo; solamente se apaga a través del amor. Ésta es una antigua ley eterna.