La importancia

La importancia de la buena comunicación para lograr la convivencia

“La importancia de la buena comunicación para lograr la convivencia”

Si la comunicación no es buena, no es fluida, la convivencia no será factible.

“La importancia de la buena comunicación para lograr la convivencia”

Comunicación: Es extender puentes, un enlace de lo que queremos decir.

Hay alguien que va a dar un mensaje y otro que va a escuchar. Hay que procurar siempre armonizar. Debe haber una buena predisposición tanto para hablar, como para escuchar.

Cuando hay dos personas o más se abren canales para transmitir.

¿Qué impide nuestra buena comunicación?

Por egocéntrico, muchas veces (explicar que es egocentrismo). Alguien está hablando y no se presta la debida atención.

La Subjetividad: es aquella persona hipersensible. Esa persona susceptible que le da más importancia a como me lo dijo en lugar de que me dijo.

Los Prejuicios: que  tenemos de nuestros compañeros, nos dejamos influenciar de los que nos dicen. Hay que tener cuidado con los prejuicios. Le etiquetamos a las personas, decimos fulano, mengano, sultano es así. Cuando hay prejuicio de alguien ya hay desconfianza.

El Resentimiento: Porque? Porque lleva una amargura por dentro. Pasa el tiempo, pasan los meses, los años y la reacción es desmedida de lo que ha sucedido. Hay una agresividad latente, hay rencor y esto es un real impedimento para la comunicación.

La Crítica, el Rumor: La comunicación es una especie de agua pura, si hay una crítica mal sana, rumor, esa agua se enturbia, se lleva agua contaminada. A quien le toca le va envenenado.

El mal Humor y el pesimismo: una persona con estos estados de ánimo genera una situación  tensa en el ambiente. Si alguien propone algo, apoyarle si se puede. El pesimista dice no va a salir.

Verdades a Medias: el primero cuenta a medias, a su manera, viene el segundo y ya no le escuchamos. ¡Cuidado con estas situaciones a medias! Si una pareja se pelea de ser posible no interferir, eso es de a dos, no generar bandos o alianzas. Una pareja hasta donde yo sé es de a dos. De repente contamos las cosas para buscar soporte “No hacer aliados o por lo menos evitar”

La  falta de Cortesía: evitar las palabras ofensivas, si queremos la buena comunicación, elegir las mejores palabras. Para la cortesía hace falta control, a pesar de todos hay que querernos.

La intolerancia: nos impide aceptar la diferencia. Somos intolerantes, los que nos son afines a nosotros, le cerramos la comunicación.

La cortesía en las Artes Marciales es un código de honor. Se refleja muchas veces en el saludo ceremonial. La regla de oro entre el maestro y el discípulo es el respeto mutuo (la cortesía en su máxima expresión).

La sonrisa espontánea y sincera en cualquier ámbito de la vida es un atributo muy importante de la cortesía.

ALGUNOS CONSEJOS UTILES PARA LA BUENA COMUNICACIÓN

Esfuerzo: requiere esfuerzo de nuestra parte, vamos a poner nuestra mejor energía, buscar las mejores maneras, no decir nunca “No te quiero escuchar” limpiar permanentemente las vías de la comunicación. Para que pueda haber limpieza por ejemplo: perdonar, a veces quisiéramos matar a alguien, necesitamos perdonar, necesitamos olvidar. Lo vamos a encontrar a través de la generosidad. No construir una muralla, vos allá y yo aquí.

Nosotros tenemos que procurar ser buenos “bondad de corazón” es como la aspirina que quita el dolor. Hay que educarnos con la fortaleza, si queremos llorar, lloremos pero, seguir trabajando, vencer el orgullo, perdonar y no esperar vengar.

Comprender la Imperfección: cuando uno comete un error procurar perdonar “Errar es humano, perdonar es divino.

Tener Paciencia: Necesitamos más tiempo, a veces tenemos que explicar lo mismo varias veces. Una cosa es decir, otra cosa es comprender. Con la prisa decimos la mitad de las cosas. Hay que hablar bien, más paciencia y menos estrés.

Practicar la Purificación: nos renueva por dentro, nos mantiene jóvenes por dentro. Cuando una persona envejece por dentro ya no tiene fuerza, energía, esfuerzo para la comunicación. Así no podemos expandir nuestro ideal, que es el Taekwon-do.

Lograr una Buena Comunicación: con las nuevas generaciones. Debe haber un cambio generacional. Ser una persona idealista, podemos resumir como un estado del alma.

Mitología Griega: los griegos en la antigüedad tenían una Diosa para la buena comunicación, cuenta que iba limpiando los canales para que los que acudían a ella puedan comunicarse fluidamente. Esa Diosa se llamaba “Iris”.

Hay que darle alas a nuestros sentimientos para que se eleven nuestros desacuerdos. Una de las causas de las infelicidades es la falta de convivencia. El hombre es feliz cuando tiene un ideal de vida, pero también saber, que tienen compañeros de rutas.

“Sin comunicación no hay convivencia, sin convivencia nuestros proyectos personales, profesionales, grupales, históricos, etc.  Será en vano”