Medio de Vida

Las Artes Marciales como un Medio de Vida

Hace muy poco tiempo, he presentado un trabajo de investigación científica en forma conjunta con mi Hija, en la E. N. E. F. (Escuela Nacional de Educación Física) dependiente del Ministerio de Educación y Cultura con el tema que encabeza el Artículo, dicho trabajo formaba parte de la tesina del curso Técnico Superior en Artes Marciales dictada por la mencionada Institución. La investigación cuenta con 82 páginas y lo hemos hecho con el propósito de comprobar la eficacia de las Artes Marciales en todos los aspectos, tanto en la parte física, psicológica, mental, filosófica, espiritual, pedagógica y además de la seguridad que brinda en el aspecto personal y profesional.

Sugerimos a través de este trabajo que los conocimientos de las Artes Marciales debemos comenzar a transmitir a partir de la niñez en donde puede convertirse en una sana disciplina que deje huellas para toda la vida. Además en los jóvenes les sirve como un deporte con vigor, rendir mejor en sus estudios y alejarse de los vicios y actos delictivos que hoy proliferan en nuestra sociedad .

En los Adultos ayuda a mantener la flexibilidad, habilidad y energía dinámica, en consecuencia a cumplir el trabajo con mayor eficacia que posteriormente lo llevaran al éxito.

Las artes marciales constituyen un conjunto de técnicas que nos permiten defender y atacar, en tal sentido cada modalidad posee sus propias características. En nuestro caso hicimos hincapié acerca del Taekwon-do ITF, que es nuestra especialidad.

Las disciplinas del Taekwon-do están ideadas para lograr que el estudiante se vuelva pacífico, para inspirarle sentimientos de confianza y bienestar y hacer de su existencia más significativa.

Siendo esto un trabajo de largo aliento nuestro propósito es compartir con nuestros colegas, las diversas instancias de la práctica del Taekwon-do con la firme convicción de que sin ello el estudiante no llegará aunque practique de modo exhaustivo el objetivo último del arte, que es «Lograr una Plena y verdadera resolución de uno mismo». Hay un viejo refrán oriental en el sentido de que «El estudiante en deuda de gratitud con el Maestro, debe pagar tal deuda llegando a ser más grande que su propio Maestro». El hecho de que tanta gente en el mundo esté interesada formalmente en el estudio del Taekwon-do nos da esperanza respecto al futuro de este arte y de los beneficios que continuará aportando al mundo. En las páginas de esta web, sólo mencionaré los temas que hemos desarrollado con mayor amplitud. Ejemplo:

Las artes marciales como deporte – El ocio activo – Higiene y Salud – Desarrollo Biológico

Los cinco principios del Taekwon-do:

Cortesía – Perseverancia – Espíritu Indomable – Integridad – Autocontrol

La historia y filosofía del Taekwon-do:

El saludo – El Maestro – La escuela – El traje – El cinturón – El camino o vía (Do) – Criterios de graduación – Las artes marciales como función pedagógica y otros temas de mucho interés que por razones de espacio debo obviar.

De acuerdo a los diferentes aspectos señalados puedo mencionar que las artes marciales son un «Medio de Vida».

Son un camino formativo de enseñanza y ayuda a la práctica de valores que hoy están ausentes.

De ahí la responsabilidad de todos aquellos que enseñamos un arte marcial, cualquiera sea la modalidad, mantener su prístina pureza, dentro de este presente histórico y que nos den elementos de proyección para el futuro.

Podemos decir que las artes marciales no solo son un intercambio cultural entre oriente y occidente, sino por sobre todas las cosas nos permite por un lado formar, buenos deportistas y por el otro hombres útiles para la sociedad.

El reconocimiento del papel de las artes marciales como un medio de vida, se originará de acuerdo a la plasmación concreta de nuestros principios e ideales. No es un idealismo de intención sino de acción, la coherencia debe ser la constante en nosotros.

Las artes marciales en un 100%, es una escuela de vida, no surge del vacío, responde a un plan de grandes maestros que han legado las enseñanzas para la humanidad.

Este espacio que nos ofrecen hoy la sociedad, para ejercer nuestra labor docente, debemos tener objetivos establecidos, planes de estudio, actualización académica y docente sin descuidar por supuesto la esencia técnica del arte.

Amar lo que uno enseña y ayudar a los demás en todos los aspectos. El entusiasmo surge y fluye en nosotros al recobrar la verdadera dimensión de las artes marciales como medio de Vida en darle dura batalla a lo que nos aquejan en el entorno, asumiendo la responsabilidad de corregir nuestros defectos y errores en una actitud permanente de ser cada día mejor.

«Excelente  grupo de trabajo»